Arizona, destino ideal para disfrutar de la temporada otoño-invierno

Paisajes naturales espectaculares, villas navideñas y pistas de hielo forman parte de la oferta de temporada en este sitio.
Share
Arizona temporada otoño.

Arizona  es uno de los destinos con vistas espectaculares que sin duda en otoño logran que los turistas quieran recorrer sus parques nacionales, conocer sus atracciones naturales, además de las múltiples actividades que pueden hacerse en familia.

Es por eso que la temporada otoñal y de invierno resulta perfecta para celebrar las festividades de Navidad y año nuevo con un programa que incluye actividades que Visit Arizona comparte.

Cave Creek Canyon

La experiencia inicia en el Cañón de Cave Creek, donde los acantilados adquieren tonalidades dorado y ocre. Es un lugar para desconectarse después de un roadtrip partiendo desde la ciudad de Tucson.

En Cave Creek Canyon se puede practicar senderismo y hacer forest bathing o baño de bosque. La biodiversidad del sitio, lo hace un centro de investigación permanente para biólogos, geólogos, antropólogos y amantes de la naturaleza.

Verde Canyon Railway

Arizona en año nuevo.

Este sitio es el favorito de las familias que llevan menores de edad, ya que la villa navideña que se instala tiene una atracción muy particular: el expreso que parte desde la ciudad de Williams, el cual inspiró la famosa película “El expreso polar”.

Tal cual sucede en la cinta, las niñas y niños pueden conocer a Santa Claus y disfrutar de un recorrido navideño.

Cerca de este destino también puede visitarse Flagstaff, uno de los pueblos emblemáticos de la Histórica Ruta 66 que, entre las muchas cosas que tiene para ofrecer en la temporada navideña, es la Gran Caída de la Piña del Hotel Weatherford que se conoce como la versión de Arizona de la cuenta regresiva de Times Square en Nueva York en Año Nuevo.

Patinaje sobre hielo en el desierto de Arizona

Patinaje sobre hielo en Arizona.

Desde mediados de noviembre y hasta el 6 de enero, el resort Fairmont Scottsdale Princess lleva a cabo su festival Christmas at the Princess que cuenta con más de seis millones de luces. Su principal atracción es la pista de hielo de 1,800 metros cuadrados en medio del desierto en la que las personas pueden lanzarse por el tobogán de hielo y admirar la ciudad desde la rueda de la fortuna, o a calentarse alrededor de una fogata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related News