Sector financiero examina escasez de aviones por caso Boeing Max

Share

A casi un mes del problema con las aeronaves Boeing 737 MAX-9, arrendadores, banqueros y aerolíneas se reunieron en Dublín, Irlanda para examinar cuáles han sido las consecuencias detrás del incidente que ocurrió con un vuelo de Alaska Airlines.

A principios de enero, un vuelo de esta línea aérea sufrió el desprendimiento de una ventana. Desde entonces distintas aerolíneas de todo el mundo aterrizaron sus viajes con este modelo de avión. 

Ante ello, especialistas del sector financiero estiman una escasez de aviones por la situación.  De acuerdo con Rob Morris, jefe de consultoría global de Ascend by Cirium más allá de que se efectúe una demanda lo importante es conocer cuándo se recuperará la oferta. 

“Hemos estimado 2026 o 2027, pero ahora debe haber un riesgo a la baja debido al MAX”.

¿Qué dice la FAA?

Recientemente la Administración Federal de Aviación (FAA) tomó la medida de ordenar a Boeing que no aumentara la producción del 737 MAX hasta que se solucionaran los problemas de control de calidad.

Aunque no se sabe cuánto tiempo podría durar esto, expertos de la industria indican que los reguladores mantengan controles adicionales que pueden reducir las predicciones de producción.

Relacionado: MANO FIRME CONTRA BOEING: FAA EXIGE MAYOR SEGURIDAD EN AVIACIÓN 

Costo de boletos se encarecerá

Lo anterior generará que los aviones sean cada vez más lentos de producir. Esto podría representar buenas noticias paras las compañías de arrendamiento que ya han realizado pedidos grandes de aviones, pues ahora obtendrán un mayor retorno de inversión conforme las líneas aéreas se apresuren a arrendar sus naves. 

En contraste, para las aerolíneas esto representa una brecha en la recepción de nueva tecnología necesaria para reducir costos y emisiones, así como tarifas de arrendamiento más altas. A su vez, podría derivar en la venta de boletos a mayor precio.

Esas son potencialmente buenas noticias para las empresas de arrendamiento que ya han realizado grandes pedidos de aviones y ahora obtendrán un mayor retorno de sus inversiones a medida que las aerolíneas se apresuren a arrendar naves.

Pero para las aerolíneas podría significar una brecha en la recepción de nueva tecnología necesaria para reducir costos y emisiones, así como tarifas de arrendamiento más altas. Esto, a su vez, podría dar lugar a boletos a mayor precio.

Relacionado: ACCIDENTE CON BOEING 737 MAX-9 DESPIERTA DESCONFIANZA ENTRE AEROLÍNEAS 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related News